Teléfonos: (55) 5246-9605 y (55) 5286-2031

Retinopatía Diabética

La Retinopatía Diabética es una complicación ocular de la diabetes, causada por el deterioro de los vasos sanguíneos que irrigan la retina del fondo de ojo. Estos vasos sanguíneos debilitados pueden dejar salir líquido o sangre, formar ramas frágiles en forma de cepillo, y agrandarse en ciertos lugares.

Cuando la sangre o líquido que sale de los vasos lesiona o forma tejidos fibrosos en la retina la imagen enviada al cerebro se hace borrosa.

Los pacientes que han padecido diabetes por largo tiempo corren gran riesgo de desarrolla Retinopatía Diabética. Alrededor del 60% de los pacientes con 15 años o más de evolución presentan vasos sanguíneos dañados en los ojos. Solamente un pequeño porcentaje tiene problemas serios de visión y un porcentaje aún menor desarrolla ceguera. A pesar de ello la Retinopatía Diabética es una causa frecuente de ceguera entre los adultos a nivel mundial. Se calcula que los pacientes diabéticos tienen 25 veces más probabilidades de ceguera que los no diabéticos.

¿Cómo tratar la Retinopatía Diabética?

El tratamiento más significativo consiste en usar láser para cerrar o fotocoagular los vasos sanguíneos que filtran. Con este tratamiento no se necesita una incisión y puede realizarse en el consultorio. Si la Retinopatía Diabética se descubre pronto, la fotocoagulación con láser puede retardar el daño.

Detectamos en que grado de Retinopatía se encuentra un paciente y los daños se tratan con Láser Argón (Fotocoagulación) antes de que la mácula se afecte severamente.

En la imágen se pueden observar las zonas dañadas de la mácula y el láser entrando en acción para sellar los vasos sanguíneos que presenten fuga.